Victoria - Las Alas de Samotracia
1263
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-1263,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Las Alas de Samotracia

Victoria recupera sus alas ONG

¿Quién es Victoria? O mejor, ¿Qué es Victoria?

 

Victoria es la encargada de llevar a cabo todas esas iniciativas solidarias que siempre he querido realizar. Porque hasta para hacer realidad los sueños hay que esperar una señal.

 

Esa señal llegó. Me alcanzó en forma ese rincón llamado Las Alas de Samotracia. Y como siempre ocurre en los sueños, una persona buena creyó en mi, y tras ella vinieron algunas más. Y tras muchos insomnios, temores, escritos, papeles y redactar cada día un poquito más de esta historia, por fin puedo decir que tengo mi ONG.

 

Mi hogar. Mi rinconcito solidario y luchador. Mi Victoria, que ha recuperado sus alas después del frío invierno y ha recordado que nunca las perdió. Que siempre pudo volar aunque durante un tiempo no lo recordara y sin más, esto empieza y empieza de la manera más bonita que puedo imaginar, empieza JUNTO A VOSOTRAS.

 

Muy pronto os cuento más… Voy a necesitar muchas palabras y un vídeo lleno de experiencias y mucho de nosotras.

 

Érase un vez….  Victoria recupera sus Alas. 

 

Alicia Antón, Presidenta de la ONG Victoria Recupera sus Alas.

Es el desarrollo de un proyecto social y sin ánimo de lucro, que nace del blog Las Alas de Samotracia, para poder crear y desarrollar las iniciativas sociales-humanitarias y ayudas necesarias destinadas a un colectivo muy desfavorecido y necesitado de una ayuda continuada en Elche.

 

En la asociación, nos hemos propuesto hacer todo lo posible para mejorar las condiciones de los más desfavorecidos. Creemos necesario fomentar la colaboración entre diferentes sectores y recursos para favorecer el desarrollo de modelos de inclusión y desarrollo. Al comprometernos con los más débiles hicimos una doble promesa: no dejar a nadie atrás en cuanto a lo material y ofrecer el estímulo moral y social que impulse los sueños y las ambiciones de aquellos a quienes ayudamos. Nuestras propuestas están dirigidas en dos direcciones:

 

1.- Recoger y repartir enseres y alimentos entre nuestros colaboradores Elche Acoge o la Casita de Reposo, principalmente. Para ello tenemos una red de reparto, asistencia e información, colaboradores que nos ofrecen productos, ropa y alimento, colaboradores en las asociaciones que nos orientan en sus necesidades, y voluntarios que promueven y movilizan recursos para mejorar nuestras ayudas y sus cauces.

 

2.- Realizar y promover el espíritu social. A partir de diferentes entrevistas, y en el contacto directo con diferentes grupos desfavorecidos, hemos detectado que ciertos grupos carecen de los estímulos más básicos a nivel humano y social. Creemos conveniente fomentar lo no material entre aquellos a los que ayudamos, y para ello queremos proponer una serie de actividades para estimular y alentar a adultos y niños. Excursiones cortas a reservas naturales, centros de investigación, cuerpos de seguridad, monumentos, museos, etc.

 

El talento y la humanidad suelen desperdiciarse.

 

Para bien y para mal, nuestros talentos dependen del entorno familiar y social. Una buena base no garantiza nada, pero eleva las posibilidades de éxito y desarrollo personal. Una mala base condena al que la sufre, de las redes de la pobreza y el desamparo no suele surgir mucho talento, no porque no lo haya, sino porque no se cuida, es la educación como dijo Clinton. Es la atención añadimos nosotros. Hay que estar atento y no desperdiciar talento, no dejar a nadie hundirse, promover una base sólida que permita a los más desfavorecidos acceder a los estímulos y entornos que sabemos que condicionan una vida entera.

 

Nuestras propuestas se basan en la educación y en el estímulo. Acercar la música, la ciencia, las instituciones, las profesiones y la cultura a aquellos que no tienen acceso. Consideramos fundamental tejer sueños, alimentar ilusiones y poner mimbres de esperanza en cada persona con la que tratamos, no solo de pan vive el hombre dice el refrán. Queremos realizar charlas, visitas y excursiones. Que los niños más necesitados vean un laboratorio o un centro astronómico o meteorológico, que visiten estudios de televisión o radio, que conozcan museos, monumentos y trabajos culturales, que les reciban en el conservatorio superior de música, les hable el jefe de policía, un piloto de avión o un veterinario. Que visiten el centro de bomberos de la diputación, o que conozcan el Huerto del Cura, el Castillo de Alicante, Las Fallas, El Misteri, La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, y todas aquellas parcelas del conocimiento y la cultura humana que, por sus condiciones y circunstancias, seguramente no van a conocer y no les va a cautivar y hacer soñar. El sueño activa la acción, la acción crea ciencia, cultura y sociedad.