Divorciarse o morir. - Las Alas de Samotracia
1530
post-template-default,single,single-post,postid-1530,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Divorciarse o morir.


Quien dijo que el divorcio era un fracaso, muy probablemente estaba soportando un matrimonio nefasto.

Hay que ser muy valiente para afrontar una realidad que no te hace feliz
y que perjudica de manera indirecta
a tus hijos.
De manera directa a ti misma.

A tu actitud con ellos y en familia.
A su manera de ver el amor.
A tu manera de querer y de quererlos.
A tu manera de dar sentido a la palabra FAMILIA.

Crecer en una familia en donde en lugar de querer y sostener,
se soporta y se aguanta,
es alimentar un caldo de cultivo
lleno de traumas y de inseguridades.

Una infancia llena de silencios que gritarán cuando ya esos niños crezcan
y sea muy tarde para haberles dado una infancia feliz.

Una infancia en calma,
una infancia tranquila.
Llena de amor, de comprensión,
de cariño y comunicación.
Una familia.
La vuestra, la que ahora mismo estáis construyendo de nuevo.

adminalassamotracia
pruebascomunicamos@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario