Volver a empezar. - Las Alas de Samotracia
1493
post-template-default,single,single-post,postid-1493,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Volver a empezar.

#sostener

Que irónico me sonaba eso de “el amor no se encuentra, el amor se construye”.

Que utópico suena cuando ya has dejado de creer en todo.
Cuando has estado con personas que alimentan tus demonios.
Todas esas personas que nos forzaron a dejar de creer en el amor.

Por eso yo me volví muy mía.
Por eso me construí una vida en dónde no necesitaba a nadie.
Por eso ÉL fue elección, no necesidad.
Y es que en el amor hay que jugársela pero una no se puede jugar su corazón con cualquiera.

Ésta es la imagen real que da sentido a la frase

“El amor no se encuentra. El amor se construye.”

Jaime y Javier.


Es la imagen del amor a fuego lento.
De la compresión. De intentar entender y ponerte en el lugar del otro.
Él, abriéndose a una vida con Jaime y conmigo. Y nosotros dejarnos querer y empezar de nuevo. Y todo lo que hemos mimado nuestro amor hasta llegar a ésta imagen.

No puedo contaros nuestra evolución pero si deciros que los dos hemos puesto mucho de nuestra parte para estar hoy aquí. Para querer formar un hogar.

A nosotros nos ha costado mucho.
La vida quiso ponernos las cosas complicadas pero nosotros,
a pesar de todo,
seguimos construyendo nuestro amor.
Y juntos, hemos respetado el “dejar ser” al otro y el sentirnos libres (siempre) para volver a ELEGIRNOS CADA DÍA. Cada día.

El amor NO es una excusa para excusar muchas cosas. El amor es la causa.
Para abrazar cuando menos lo merece.
Para entender cuando no te entiendes ni tu. Para poner las cartas sobre la mesa las veces que sea necesario.
Para conocerte a ti misma y evolucionar.
Para ayudar al otro y no soltarle la mano en los malos momentos.

A veces, hay un ¡click! Que se enciende el día que sientes que ya no compensa.
Que no quedan fuerzas. Que hay que dejar ir. Escúchala. Es la intuición diciéndote que solo podemos encontrar cosas buenas, cuando tomamos la decisión de despedirnos de las malas.

Ahora nuestra familia es mi trinchera.
Mi lugar seguro.
No se que sucederá en el futuro, pero por el momento ésta apuesta
nos vale una vida entera.
La nuestra.

adminalassamotracia
pruebascomunicamos@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario