¿Valiente? Tú. - Las Alas de Samotracia
1305
post-template-default,single,single-post,postid-1305,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

¿Valiente? Tú.

Muchas de nosotras (no todas)
buscamos a un valiente
que luche a nuestro lado.
Sin cuentos de hadas
y sin esas promesas
que luego nunca se cumplen.
Entonces, ¿Por qué dejamos de ser
VALIENTES cuando
lo encontramos?

Olvidamos lo que somos.
Y olvidamos estar con alguien
porque queremos y no por necesidad.
Saborear lo que nos hace sentir,
los primeros acercamientos,
los momentos a solas,
los besos…

¿Por qué nos ponemos en segundo lugar
cuando todo eso llega?
Nos enamoramos y
olvidamos tantas cosas… Forzamos a que funcionen
tantas relaciones que no deben ser… Te olvidas de que primero
tienes que ser valiente tú,
para hacerte respetar
y para tener CLARO por lo que
no vas a volver a pasar.

Aprender a curarte
porque nos volvemos más frías,
más cerradas y solitarias,
buscando más nuestros momentos,
los que al final terminas valorando y disfrutando. Y los empiezas a ver
como algo deseado y esperado.

Y es ahí, cuando te das cuenta
que si llega alguien a tu vida,
es para multiplicar.
E inevitablemente te verás
queriéndote más,
mimándote más
y cuando ese momento llegue
no te conformaras con algo mediocre,
que posiblemente es lo
que has encontrado hasta ahora
y te parecía divino, no.

Ese mediocre tiene que hacerte fuerte,
no hundirte más.
Tienes que salir a flote,
aceptar tu realidad
y no vivir pensando
en que la realidad que tu esperabas
no existe y no va a existir, no.

No te tortures tanto que
a veces la pena es un vicio
y nos pasamos medio año compadeciéndonos, SE ACABÓ.
Si te enseñó y aprendiste,
no fue un error,
formó parte de tu vida,
de una manera u otra,
pero formó parte de ti.
Formó, PASADO.

El presente lo escribes tú,
no lo escribe él,
a menos que tú le sigas dejando.
Se una guerrera, pero no en cualquier batalla

y levántate, te estás perdiendo tú vida.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario