No eres tú, sois dos. - Las Alas de Samotracia
1278
post-template-default,single,single-post,postid-1278,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

No eres tú, sois dos.

Un punto y aparte. ¿Por qué pensamos siempre que cuando una relación no funciona es culpa nuestra? ¿Por qué siempre el creer que algo hemos hecho mal o que algo hemos dicho mal? ¿Siempre tenemos que ser nosotras? ¿Siempre este sentimiento de culpabilidad?

Estoy harta. Harta de ver a mis amigas y a mi alrededor mujeres increíbles que no encuentran a un hombre con el que congeniar y que sientan constantemente que algo han hecho mal. Que en algo fallan para que la relación o esas primeras citas no funcionen. No terminen de conectar.

El pensar que nuestra manera de ser, de querer, de demostrar, de haber dicho o hecho algo (de más) es la mala. ¿Por qué?

No. No y no. No es culpa de vuestra/nuestra manera de ser. No hay maneras de ser o de amar buenas o malas. Cada una ama y demuestra como quiere o como le han enseñado (y amado). Como sabe. Como le nace. Y el amor tiene que fluir. Tiene que ser sencillo. No se debería forzar nada ni vivir en un (sin)vivir por nadie.

Deja correr lo que se atasca. Deja correr lo que no termina de fluir solo. Y no pienses jamás que algo malo hiciste tú. De verdad que hay relaciones, que por mucho que nos joda o nos duela, no están destinadas a ser.

Y no es culpa de nadie.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario