Tú. - Las Alas de Samotracia
1253
post-template-default,single,single-post,postid-1253,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Tú.

Odio cuando te detienes. Porque me frenas. Cuando salto y tu te quedas. Mirando como caigo a un infinito que lo esconde todo y que a momentos se ríe de mi, como diciéndome “¿Que pensabas? ¿Que sería fácil?”.

Intento controlarme. No darme del todo y así alejarte. ¿Por qué es tan difícil amar cuando has encontrado un amor, que puede ser de verdad?

El amor es paciencia, comprensión, adaptación y constancia. Y cuando ambos se dejan llevar, empiezas a amar.

El amor de verdad es todo lo contrario a lo que siempre nos vendieron. Siento que lo único que necesito es tenerte. Al tiempo y a ti. En pausa, y junto a mi. Y nuestro ESTAR calmará a todos esos lobos, que en tus silencios hacen que me pregunte por qué te encontré. Por qué permanezco.

No se si el caminar despacio va a producir que me detenga para siempre, por desanimo.

Tampoco si correr merecerá la pena. Por aquello que dicen de que las prisas no son buenas.

El tiempo hablará. O lo haremos nosotros, cargándonoslo todo, como quien destroza un jardín de rosas (que lleva mucho tiempo mimando) en un ataque de ira.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario