Niños. Culturas. Personas. - Las Alas de Samotracia
921
post-template-default,single,single-post,postid-921,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Niños. Culturas. Personas.

En la clase de mi hijo hay niños y niñas de todas partes del mundo o de casi todas. O mejor, empiezo. En la clase de mi hijo hay niños y niñas españoles. Españoles pero con familia en Rusia, en China y en Marruecos. ¿Y os creéis que a mi hijo le importa? ¿Os pensáis que la niña Rusa cree que mi hijo es raro por tener otro acento? No.

Lo supe la mañana en que lo llevé al cole, como otras muchas, y fue corriendo a por su amigo (no pongo nombre porque es menor) de familia China y lo abrazó, y comenzaron a correr de un lado a otro de la espiral que hay dibujada en el suelo del patio. Y mi hijo no es el único. Ahora, todos en clase son un equipo. Trabajan juntitos y colaboran juntitos y no hay nada que les diga que su compañero de mesa no le conviene por tener una cultura distinta. Ahí me di cuenta de que si algún día mi hijo miraba a su amigo chino o a su amigo árabe con otros ojos sería por mi culpa. Por mi culpa o por culpa de esta sociedad que lo único que hace es crear distancias. Crear distancias, levantar muros y construir prejuicios.

Y pensando en escribir sobre todo esto leo una noticia realmente MARAVILLOSA. Un niño le pide a su madre que le corte el pelo igual que su mejor amigo de clase para que su profesor no pueda reconocerlos.

Aquí la foto:

felicidad

¿Queda algo más por añadir?

Si. Queda el pararnos a pensar qué tipo de adulto queremos que sea nuestro hijo y nuestra hija de mayor.

Tienes que posicionarte ya y decidir quien quieres ser y qué desear transmitir a tus descendientes. Y tienes que hacerlo porque eres el ejemplo CONSTANTE en el que tú hijo va a construir su vida, sus prejuicios, sus muros o sus puentes. Vuestra casa. Vuestras maneras de relacionaros. Vuestras maneras de tratar a las otras personas. La educación que ven en nosotros. Como seres humanos.

Y tienes que decidir ya porque cada acción con nuestros hijos cuenta. Cuenta como te ven enfrentarte a la vida. Cuenta como te ven tratar a sus amigos, a tus amigos. Como te ven tratar a alguien que llega de fuera CON LOS MISMOS DERECHOS COMO SER HUMANO que tú. Como te escuchan hablar de sus amigos. Cuenta lo que les inculques. Ese tipo de EDUCACIÓN que va a hacer que sea una persona libre de prejuicios. Una persona libre para tomar sus propias decisiones y luchar por ellas contra todo.

Anoche leí que son como esponjas. Soy madre. Doy fe. Lo son. ¿De qué estás empapando a tus hijos cada día? ¿De un adulto del que te sentirás orgulloso el día de mañana? ¿o de un tirano que irá marcando a toda persona con la que se cruce?

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario