La historia desde el final. - Las Alas de Samotracia
1141
post-template-default,single,single-post,postid-1141,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La historia desde el final.

A nosotras en los 80 nos contaron el mundo al revés. No nos hablaron de la muerte, ni mucho menos de las enfermedades, ni de los fracasos, ni de las decepciones, ni nos contaron cómo soltar y como poner un límite a otras personas. Porque, si no lo vives de pequeña, nadie te lo cuenta.

No nos contaron como va eso de amarse a una misma y cuidar todas esas pequeñas cositas que tenemos en nuestra vida, que son las que, al final, terminan llenando y haciendo especiales tus días. Nos han contado una historia de dependencia. Una historia de inferioridad. De muy poco amor propio, de necesitar ser salvadas por otros. Una historia de vida bonita en donde no te preparan para giros del destino. Ni para darte tiempo, ni para soltar. Fluir con lo que sentimos y permitirnos caer porque ninguna es “super woman”. Sobre el no juzgarnos y culpabilizarnos tanto ni tampoco sobre esa palabra llamada RESILIENCIA.

Esta revolución interna que hemos ido teniendo y que vamos sintiendo cada una tenía que llegar. Y ha llegado. Era una cuestión de tiempo y de supervivencia el darnos cuenta que podemos solas, perfectamente y que no, no eres un bicho raro o mereces que te juzguen por sentir de una manera o tener una vida muy distinta a lo que imaginaste. ¿Qué es el futuro? Sino algo que se ríe constantemente de nosotras pero que nos da el tiempo suficiente para poder volver a empezar.

Porque somos MÁS FUERTES de lo que nos habían vendido que éramos y de lo que nos creíamos. Porque la voluntad y la valentía se topan de cara contigo en el momento y sacas esa parte tuya que ni tu misma conocías y que al final, ha terminado moldeando lo que hoy en día eres. Somos. Seréis.

Ya empezamos esa revolución hace más de 80 años saliendo debajo del cobijo del padre, del hermano y del marido. Cuando afrontasteis enfermedades. Resultados. Cambios de vida y cambios en nosotras mismas. No hay nada de lo que no seamos capaces.

Solo necesitamos TIEMPO. Para asimilar. Para recomponernos y para batallear. No te equivoques. No vales menos o sirves menos para vivir todo lo que ahora vives día a día.

VALES LO QUE TU QUIERAS VALER Y SER.

Porque aquí la única que te salva eres TU MISMA.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario