Se llamaban Derechos Humanos, hijo mío.  - Las Alas de Samotracia
851
post-template-default,single,single-post,postid-851,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Se llamaban Derechos Humanos, hijo mío. 

Nos quejamos de nuestro dolor. Nuestro dolor es lo más importante pero no lo ponemos en perspectiva. No relativizamos la situación y que puede cambiar a mejor. Y lo hará y cambiará porque todo pasa y se ubica. Y porque tenemos la suerte de vivir dónde vivimos. Y hay mañanas en las que cuesta levantarse y noches en las que no puedes parar de llorar porque tu vida se ha quebrado. Y entonces, pones la tele y ves un hospital bombardeado. Niños y bebés llenos de ceniza. Muertos. Heridos. Y sin nadie que los salve. Hospital-niños-bombardeo (en la misma frase). 

Podría quedarme sin voz rogando y suplicando que quien tiene que parar esto que lo haga. Que quien tiene el poder para sacarlos de allí que los saque pero este es un MUNDO DE MIERDA en el que se pagan millones de euros por un jugador que no salva vidas y otro MUNDO DE MIERDA en el que los niños se mueren de hambre y de frío. En el que las personas mueren intentando salvar la vida de sus hijos. En dónde personas que pueden acogerlos y darles alimento, cariño y esperanza no llegan a hacerlo porque hay una ABSURDA BUROCRACIA que no mira por los derechos humanos. Que no quiere CAMBIAR NADA. 

Mientras, puedes seguir llorando por cosas que dentro de un tiempo no importarán y entonces llorarás por otras, igual o más tontas. Mientras hay personas que luchan por SOBREVIVIR. Por respirar un día más o por hacerle un biberón a su hijo o verlo feliz. Se que cada uno ve SUS PROBLEMAS en su perspectiva y que para cada uno sus cosas son las más importantes pero, por favor, RELATIVIZA. Da auténtica perspectiva a tus situaciones y pasa por encima de muchas cosas que son tonterías. El mundo está llorando y para algunas personas ni siquiera hay posibilidad. ¿Que historia va a estudiar mi hijo cuando cumpla 16 años? La historia de un mundo de VERGÜENZA. De un mundo que está DESTRUYENDO los DERECHOS HUMANOS. Otra vez.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario