El futuro era eso. - Las Alas de Samotracia
503
post-template-default,single,single-post,postid-503,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El futuro era eso.

Hay frases que te cambian la perspectiva. Hace un tiempo escuché esa de “debemos dejar de pensar en la vida que habíamos soñado y comenzar a vivir la vida que nos espera”. Y es que me di cuenta hace algún tiempo que, salvo algunas excepciones, la vida nunca es como nos la vendieron a los 10 años. La vida jamás es como la imaginaste.

Hay familias en las que la mujer es madre y padre. Familias de dos padres. O dos madres. Hay familias sin hijos. Existen parejas que nunca llegan a casarse. Hay personas que nunca jamás llegan a trabajar en lo que siempre habían soñado. Hay bodas muy solitarias o bautizos que llegan tres años después. Hay embarazos de una sola persona. Hay muertes inesperadas. Hay parejas rotas. Hijos rotos. Hay mentiras que lo destrozan todo. Que las amigas cuanto mas años tienes son menos pero son mejores. Que puedes encontrar a un chico bueno y maravilloso y que tengas que dejarlo porque no lo quieras. Que las navidades te las inventas tú porque cada familia que conoces tiene unas navidades distintas. Que hay madres que desaparecen. Que hay hijos que nunca te darán nietos. Que hay hermanos a los que odias. Que hay padres que se marcharon antes de tiempo. Y amigos a los que consideras más que hermanos. No te hablaron de los tramposos. Que toparíamos con personas que no juegan limpio y que nos querrán hundir. Que los malos ganan muchas veces y los buenos pierden. Que hay personas que trabajan toda su vida por un futuro mejor y ese futuro nunca les llega. Hay personas buenas. Pero buenas buenas que siempre topan con personas malas malas y llevan una vida saltando de un drama a otro. Te das cuenta de que muchas de las cosas que te rodean no durarán siempre. Que las personas enferman. Que hay jóvenes de 21 años muriendo de cáncer. Que hay niños que nunca jamás tendrán infancia. Que hay familias rotas que crían hijos rotos y no puedes hacer nada. Que muchos padres no quieren a sus hijos. Que muchos niños viven sin cariño y que tener unas personas al lado que te quieren y te cuidan es algo VALIOSÍSIMO. Pero es algo que no puedes comprar, el cariño y la lealtad.

No te hablaron de la frustración. De como luchar con la impotencia que sientes de ver que en un lado del mundo se derrocha dinero y en el otro mueren niños bombardeados. O mueren niños violados. No te hablaron de que la rabia llegaría y tendrías que lidiar con ella. Que muchos jefes no enseñan y putean. Que la conciliación es algo que te vendieron pero que no existe ni existió.  Nadie dijo que podrías ser madre y al mismo tiempo sentirte triste. ¡¡Que podías permitirte hundirte!! No te hablaron de los problemas. Y de que muchas veces no tendrías elección. No te hablaron de que la mente humana está enfocada al combate, a la lucha y siempre siempre te podrá meter en líos. No te hablaron de la templanza. De la capacidad de relativizar. De aprender a elegir sentimientos para ser feliz. Nadie nos dijo nunca que la vida en general es muy puta y que lo único y mejor que puedes hacer es tener esas pequeñas cosas que te hacen feliz, rodearte de personas buenas y echar a las malas muy lejos. Intentar amar lo que haces porque sólo así tendrás una prosperidad y no vivir siempre necesitando más. Que en las pequeñas medidas están las grandes felicidades y que la mayoría de las sensaciones, cosas y situaciones que te harán feliz y llenarán tus días de recuerdos son gratis.

Alguien a quien amar. Algo por lo que luchar. Personas con quien compartir tus sueños y un brazo por si tiemblo.

Querida Alicia: La VIDA era eso.

 

 

 

 

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario