Repítelo lento: SE-PA-RA-DA - Las Alas de Samotracia
131
post-template-default,single,single-post,postid-131,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Repítelo lento: SE-PA-RA-DA

Y por qué cuando crecemos y nos llenan la cabeza de cuentos reales y bellos. De historias de amor y sacrificio. De cartas románticas y rosas en tu ventana. De bodas ensueño y un amor que lucha contra toda adversidad. ¿Por qué no nos hablan ahí de cuando todo eso falla? De los malos momentos. De cuándo hay que arrimar el hombro. De cuando miras a tu alrededor y te das cuenta de que todo, ya, es en vano. Todo se derrumba. De como todo empieza a decaer y la persona termina quebrándose y llegados a ese punto el amor no es suficiente.

Porque el amor no une distancias ya lejanas
Porque si no luchas cada día todo tiende a hundirse
Porque el amor se construye
Porque hay batallas que es mejor perder, pero nunca la guerra contigo misma
Porque ya no eres tú, es esa personita que te despierta tirando de tu nariz y tocando tus ojos, siempre con una sonrisa
Porque todo puede terminarse sin un porqué.

Porque amar a alguien y sentirte amado es maravilloso
Porque el amor te hace querer ser mas
Te hace SER mas
Porque es un motor fuerte que hunde la tristeza y te da fuerza
Porque EL AMOR, un día cualquiera, puede cambiarlo todo.

Cambia tu vida. Te cambia a ti. Cambia tus días. Cambia nuestra manera de ver las cosas. Nos da fuerza. Nos hace creer. Querer construir. Nos borra los recuerdos malos. Se lleva las noches tristes y, por unos momentos, días, años, sientes que ya no caminas sola. Que puedes caer porque hay alguien ahí que te agarrará.

Pero, entonces, un día te miras. Observas tu alrededor y paras esa música de tu cabeza. Ya nada brilla. Nada apoya. Nada quiere. Nada sonríe. Nadie empuja. Cada uno mira hacia un lado. Las palabras han pasado a tener mas importancia que los hechos y sobre palabras no se construyen cimientos.
Ya no sois un equipo. El tiempo se terminó y vuelves a estar tú. Con todo lo que conlleva ese TÚ.

Tú. Soledad. Tristeza. Tiempo. Pero también conlleva muchas cosas que solemos olvidar. Tiempo para tí. Para darte cuenta de lo que ha fallado. De las cosas que no quieres. De todo lo aprendido. De sobrevivir tu sola, que al final es lo que te quedará. Aprender de ti. De tu hijo. Que no sabe nada y tiene que crecer feliz porque los bebés tienen que ser felices y crecer lleno de amor, de cariño y de respeto. Pasar el luto. Llorar la pena. Sonreír. Sentirte libre. Poder estar tranquila contigo misma. Serte fiel, siempre fiel. Rodearte de personas que te quieren. De gente que te escuche, que te abrace. Que te haga sentir bien. Que te haga reír, que grite contigo en el parque de atracciones, que compre las palomitas, que te lleve ese rojo de labios que sube la autoestima, que te acompañe de compras, a quien invitar a comer Sushi y tomar unas copas. Reirte del destino y un día, mirarte en el retrovisor del coche antes de bajar y sentirte fuerte.

“El sol vuelve a salir… sin preguntar…”

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
2 Comentarios
  • Cuca Vinaixa
    Publicado a las 12:04h, 26 octubre Responder

    Me ha encantado tu post porque diariamente veo este cambio en mis clientas. Un camino , que aunque duro, es el tuyo y eso es lo importante. Un abrazo desde http://www.meseparo.es

    • oneliv3
      Publicado a las 22:32h, 26 octubre Responder

      Muchas gracias, Cuca… Se agradece la sinceridad. El camino es largo pero merece la pena luchar por ser una mejor versión de ti misma, mas humana, real e imperfecta pero mas FELIZ 🙂 He visto vuestra web, me parece un proyecto tremendamente bueno y positivo! Muchísima suerte y mucho trabajo! Un abrazo!

Publicar comentario