Molinos de Viento - Las Alas de Samotracia
176
post-template-default,single,single-post,postid-176,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-las alas de samotracia,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Molinos de Viento

De repente. De golpe. De pronto.
Como cuando te das la vuelta nada mas entrar al mar para gritar “que fría está!!”.

Sin llamar has llegado y ahora es demasiado tarde para echarte. Es demasiado tarde porque nunca jamás te fuiste. Siempre has estado ahi, latente. Como ese recuerdo que intentas evitar y aparece de golpe con una canción. Un olor.

Porque la vida es de repente, como en el anuncio, y no avisa. No avisa de lo bueno. No avisa de lo malo. De golpe te ves sonriendo. De pronto te ves gritándote lo estúpido que fuiste.

De golpe te marchas. De repente viviré mis dias sintiendo que todo esto pasó demasiado deprisa. Sin pausa. Sin darme tiempo a respirar. Sin tinta en el papel. Solo unas letras en mi piel que me recuerdan que de pronto tengo que volver a ser valiente. Y no mirar atrás. Como una ola. Como un golpe de realidad.

Alicia
elhechodevivirdejasecuelas@gmail.com
No hay comentarios

Publicar comentario